Los Merino llenan sus maletas de intenciones