Los padres de Nadia, ante el juez