Rajoy, en 100 días