El yugo tiene más consecuencias