Arturo ya tiene un hogar feliz