Las estrías afloran en la piel de Samanta (lo que no afecta a su estado de felicidad)