Meritxell: “No me imaginaba que mi jefa sería una niña de 4 años”