De noche y con mal tiempo el trayecto de los refugiados es más económico