Daniel: “El problema que tenemos son pacientes con un cuadro psicótico latente o previo que con la toma de la Ayahuasca se desencadena”