Yossef nos enseña su lugar de trabajo: un restaurante kosher