Adela se convierte en una bakala más