prueba recomendador

Las comparaciones son odiosas: la foto que te hace tu novio vs. la foto que le haces a él