Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Arranca la segunda temporada de 'Volando voy', en La Bahía de Fornells

Hasta la Bahía de Fornells, en Mernorca, se dirige el equipo de ‘Volando voy’ con la intención de contribuir a preservar la langosta en el arranque de la segunda temporada. Una nueva temporada que traerá de regreso a un Jesús Calleja entregado a la causa de ayudar y colaborar para resolver algunos de los problemas diarios a los que se enfrentan los vecinos que habitan las zonas visitadas.


En esta ocasión, Calleja lleva a cabo una misión científica en colaboración con el Centro Oceanográfico de Baleares: contabilizar las larvas de langosta que hay en las aguas de Fornells para saber cuántas habrá en el futuro y poder pescar de forma sostenible.
Allí conocerá a David Díaz, biólogo y responsable de este proyecto, que ha diseñado unos colectores que arroja al mar para que las larvas se alojen. Para llevar a cabo este proyecto necesitará la implicación de la población local.
En su búsqueda, Jesús conocerá a Joan, un antiguo coralero con mucha experiencia en los fondos marinos de Menorca. Campeón de España de pesca submarina, se ha reconvertido en una persona muy involucrada en la conservación del mar y sus riquezas. Jesús Calleja vivirá una experiencia única junto al coralero a casi 50 metros de profundidad, donde contemplará de primera mano estos tesoros naturales.
Además de la preservación de esta especie, Jesús Calleja tendrá otra misión: descubrir el secreto de la caldereta de langosta que hacen en Fornells y que dicen que es la mejor del mundo. Una cata a ciegas determinará cuál es la mejor caldereta del mundo y que contará con unos jueces muy peculiares: Auxili, una abuela de 95 años y una de las grandes protagonistas de esta entrega, Koldo Royo, un cocinero vasco afincado en Mallorca que ha ostentado durante casi 20 años una estrella Michelín y el propio Jesús Calleja.