Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La revolución triunfa en los videojuegos

El martes día 10 los usuarios de PC podrán por fin jugar a Assassin's Creed Rogue, la entrega que precedió a Unity, el juego que traslada a la hermandad de los asesinos a la Revolución Francesa. Y es que los videojuegos no son solo ocio. Con producciones de varios años y presupuestos gigantes, los juegos son permeables al momento histórico.

Por eso vivimos en la década de las revoluciones. Unity no fue el primero así que rescatamos este reportaje donde hacemos un repaso por otras revoluciones como las de Bioshock Infinite, Watch Dogs o Thief. Porque el ocio digital ha dejado de ser un juego y sigue la estela del cine. Un medio que nació como una atracción de feria, y su técnica y mensajes lo llevaron a convertirse en el séptimo arte. El ocio digital ya es una atracción con técnicas innovadoras y mensajes adultos. Ahora ya solo falta que le hagan un hueco en esa lista.