Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gods Will Be Watching revive en forma de expansión gratuita con nuevos finales

Gods Will Be Watchingcuatro.com

Gods Will be Watching revive de nuevo. Y las aventuras de 'point and click' también. La expansión gratuita de los chicos de Devolver Digital vuelve a ponernos en situaciones tensas, donde no hay una respuesta clara con la que podamos avanzar sin hacer daño a alguien.

La trama se desarrolla 20 años después del cierre del juego original. Los protagonistas volverán a estar envueltos en un conflicto intergaláctico donde Xenolifer vuelve a ser protagonista. Y los propios desarrolladores no tenían en mente hacer una expansión nueva. Según el desarrollador Jordi de Paco: “La historia ya se contó en Gods will be watching. Pero queríamos explorar más a fondo la situación del sargento Burden”

El hecho de que la palabra DLC aparezca en la mayoría de juegos actuales a muchos jugadores les causa reticencia, pero los valencianos han puesto el DLC gratuito que permite aumentar las horas de juego de esta aventura gráfica retro de 8 bits.
Sin meternos en harina y sin destripar el juego, la expansión gratuita añade más lore o historia de trasfondo al juego. Liam, principal antagonista de la saga decide encontrar a Burden, el cual se pierde en el espacio y el tiempo y para ello ha de escalar una montaña. Pero algo que parece fácil, suele tener truco, y más en este tipo de juegos. El equipo puede morir de frío en la subida o ser atacado por lo desconocido de la subida. Y su única forma de sobrevivir es el núcleo de la nave, como la hoguera del juego original.
Unas matemáticas siniestras
Y como en el juego original, hay que hacer equilibrio entre la resistencia a calidez. Algo que quizás a muchos sonaría repetitivo, Devolver Digital lo recoge de nuevo de manera magistral. Si alguien va el primero, sufre más frío que el que va detrás, pero este último se cansa porque ha de llevar el motor de la nave. Unas matemáticas siniestras.

Pero no todo es negativo, cada cierto tiempo hay santuarios que ayudan en la subida a la montaña. Pero esto no es un juego cualquiera, es Gods Will Be Watching y cada decisión tiene un precio. Algo así como el coste de oportunidad que nos enseñaron en el instituto. El valor de la mejor opción no escogida. El primer santuario otorga una estatua para subir a lo alto de la montaña. Es opcional, pero si lo subes hay recompensa.
Gods Will Be Watching

Si hay que poner un aspecto negativo es que en esta expansión, las decisiones morales son menos variadas. Vamos a continuar con el ejemplo de la estatua. En el juego original, en un escenario había que decidir si a alguien se le daba una fármaco experimental o no, aquí es una estatua. O cuando en el primer juego había que soportar una tortura. En resumen, no hay una sensación de perder o morir con estos “santuarios”.
Todo un reto si aumentamos la dificultad
Pero es una mota de polvo que no mancha un currículum impecable. Es uno de esos juegos que si se quiere disfrutar de la historia se pone en modo 'fácil', pero que el verdadero reto está en completarlo en el modo difícil u original, como ellos mismos pusieron al elegir dificultad.
El añadido del juego en la dificultad más complicada, hace que la 'firma' de estos valencianos se mantenga en una perfecta armonía entre brutalidad y eventos aleatorios que pueden hacer que el juego te mande de nuevo al principio. Aunque lo hayas hecho todo 'correctamente'...o eso creerá el jugador.
Juega 'tú' historia
The last chapter está para completar la historia principal de Gods will be watching. Las decisiones que tomaste en el juego original y que te llevaron hasta 'tú' final se incluyen en este DLC y The last chapter las tendrá en cuenta. Como ya hemos dicho, el DLC provee al jugador mediante los diálogos, más trasfondo sobre la historia de los personajes de la trama del juego original de los cuales no se sabe mucho. La idea que sobrevuela el juego es que los dioses (los que 'vigilan' y los desarrolladores) están orquestando una gran broma a costa de los jugadores.
Conclusiones
Gods will be watching y su DLC, para resumir, suponen una aventura nihilista y su modo de triturar las almas de los jugadores con su aleatoriedad supone un toque fresco en los videojuegos, así como en los indies. La expansión ofrece horas de juego extra para un juego maestro con muchas aristas. A lo que hay que sumar que es gratuito, algo no muy extendido en la industria. Si a todo esto, y somos unos verdaderos obsesos de saber todos los finales del juego, las horas se multiplican por dos. En definitiva un 'point and click' necesario para cualquiera y más para los amantes de este género.