Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Wargaming cierra su trilogía bélica con los barcos de World of Warships

world of warshipscuatro.com

Los tanques de World of Tanks allanaron el camino antes de la invasión aérea de World of Warplanes. Cinco años más tarde de aquella primera expedición bélica, Wargaming cierra el ciclo de juegos de estrategia militar con un título de barcos ambientado en las batallas navales de la Segunda Guerra Mundial.

World of Warships no podría haber elegido un emplazamiento mejor para presentarse ante la prensa especializada europea: los astilleros históricos de la Royal Navy de Chatham, en el condado de Kent (Reino Unido). Rodeados de piezas de museo que en distintas épocas han patrullado las aguas inglesas, Wargaming ha enseñado los barcos virtuales de su último videojuego: World of Warships.

La empresa originada en Europa del Este completa así su trilogía de juegos bélicos de la Segunda Guerra Mundial. Desde que en 2008 Wargaming decidió reestructurar su proyecto y dar un giro radical hacia el mundo de los juegos free-to-play, la empresa no ha parado de crecer. El estreno y posterior éxito de World of Tanks facilitó la llegada de su secuela aérea y del establecimiento internacional de la empresa: 16 oficinas desde Sydney hasta San Francisco, más de 4.000 especialistas en nómina y el salto del juego a Xbox y PlayStation. Ahora llega la tercera entrega donde son los buques de guerra los protagonistas de un juego de estrategia muy accesible y atractivo para los fanáticos de los títulos bélicos.

Tres millones de jugadores
Tras el cierre de la beta y con el lanzamiento oficial del juego, World of Warships contabiliza en tres millones el número de jugadores en todo el mundo según declara el CEO de Wargaming, Victor Kislyi. Repite fórmula: ambientación en las grandes batallas de la Segunda Guerra Mundial y múltiples naciones para elegir con quién combatir, mucha pólvora y nada de sangre para hacer accesible el juego a casi cualquier edad. ¿Pero dónde está la mecánica del éxito?
MDSPGL20151002_0010
Los micropagos sostienen el modelo
Los juegos de Wargaming para PC son gratuitos, free-to-play, y no hace falta gastarse ni un euro para jugar y ganar. Pero dan la oportunidad al jugador de desembolsar pequeñas cantidades de dinero para mejorar componentes y comprar diferentes aspectos que mejoran la estética de los tanques, aviones o barcos. Unos micropagos muy populares, sobre todo en China y Europa del Este, donde está la mayor comunidad de jugadores de Wargaming y quienes sustentan el pequeño imperio formado por este grupo de entusiastas de la historia militar europea. Con World of Warships, Wargaminc cierra un capítulo importante de su producción. Habrá que esperar para ver cuál será su próxima sorpresa.
MDSPGL20151001_0006