Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pedro Duque: "No tenemos tecnología para evitar que un asteroide termine con la tierra"

El astronauta Pedro Duque ha aterrizado en el chester para mantener una interesante charla con Pepa Bueno. Extraterrestres, asteroides que podrían terminar con la tierra o la vida en el espacio son algunos de los temas que el primer español en viajar al espacio ha contado durante su entrevista.

Pedro Duque ha afirmado que forma parte del apoyo a la búsqueda de asteroides que podrían terminar con la tierra. El astronauta afirma que es muy poco probable que ocurra, pero no imposible. "No tenemos tecnología para evitarlo, podemos detectarlo pero no desviar su trayectoria", ha explicado Pedro Duque, dejando con la boca abierta a Pepa Bueno.
Pedro Duque ha explicado cómo recuerda el momento en el que Neil Armstrong pisó la luna por primera vez, pero no fue en ese momento cuando decidió que quería ser astronauta: "Cuando era niño, era impensable que un español pudiera ser astronauta o trabajar como ingeniero". Años más tarde, después de terminar la carrera, se presentó para ser astronauta.
Sobre la vida extraterrestre, Pedro Duque piensa que en algún sitio tiene que haber vida: "Más pronto que tarde tendremos indicios de dónde hay vida fuera de la tierra". Pepa Bueno le ha realizado una pregunta que siempre suelen hacerle: "¿Cómo se hace pipí en una nave espacial?".
En su primer viaje al espacio, Pedro Duque dejó a su tres hijos en tierra, uno de ellos con solo tres semanas de vida. El astronauta ha declarado que siempre ha sido el mismo tras vivir esa experiencia porque "es un viaje que está preparado para sorprender lo mínimo".
Pedro Duque vivió la experiencia de ir al espacio acompañado de americanos y más tarde de rusos. "Me pareció más fácil adaptarme a Rusia que a Houston, por la gente. En Houston es más despegado, cada uno tiene lo suyo", ha declarado.