Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pedro Gª Aguado: "A mi entrenador Mariano le debo mi falta de autoestima"

Risto Mejide: ¿Qué tenía tu entorno para que tú fueses un chaval rebotado?

Pedro Gª Aguado: En casa todo iba bien, pero mis padres se divorcian y lo hacen de una manera complicada.

Risto Mejide: ¿Qué edad tenías tú?

Pedro Gª Aguado: 12 años. No asimilé bien la separación.

Risto Mejide: ¿Por qué empezaste con las drogas?

Pedro Gª Aguado: No lo sé. Empecé con drogas legales como la mayoría. Con el alcohol. Mi padre tenía una tienda de deportes y no podía atenderme, yo me quedaba a comer en un bar de obreros. Empecé a beber cerveza con gaseosa con ellos. Me bebía un litro y desarrollé tolerancia al alcohol. Todavía no había sido deportista de élite.

Risto Mejide: ¿No eras aún deportista de élite?

Pedro Gª Aguado: Empezaba. Iba a nadar con mis hermanas porque ellas eran nadadoras.

Risto Mejide: ¿Enseguida despuntaste? ¿Quién te descubrió?

Pedro Gª Aguado: Enseguida.  Fue Mariano García quien me descubrió. Fue y será siempre el entrenador al cual le debo todo. Mi falta de autoestima, mis frustraciones, mi afán competitivo… Se la debo a él. No tenía manuales para que los niños no se traumaticen.