Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Joaquín Sabina: "Alberto Ruiz Gallardón murió. Lo hicieron ministro y se transformó"

Risto Mejide: ¿Tú cómo lo ves con Podemos?

Joaquín Sabina: Me pasa con Podemos lo de una canción de Serrat. Me gusta todo de ti, pero tú no. Me suena muy bien todo lo que dicen pero no me gusta el soniquete. A veces los caretos tampoco. Si hoy se votara otra vez, seguramente los votaría para agitar un poco el avispero. Yo no voté. Ni siquiera cuando hice lo de la ceja voté.

Risto Mejide: No te creo. ¡Ni siquiera cuando animabas a votar al de la ceja votaste!

Joaquín Sabina: Sí, a mí el primer gobierno de Zapatero me pareció muy decente en ampliación de derechos civiles. Si en el segundo gobierno, cuando la Troika le pone la pistola en la sien y tiene que desdecirse, hubiera dimito, hubiera quedado estupendamente ante la historia.

Risto Mejide: Tú has tenido buen rollo con Gallardón, ¿no?

Joaquín Sabina: Gallardón murió. El que me parecía un lujo para la derecha cavernaria española, murió. Lo hicieron ministro y se transformó. A éste, no lo conozco. De hecho, tengo muchas ganas de encontrármelo para decirle '¿qué ha pasado?'. Era un tipo con el que se podía hablar, se podía uno tomar una cañas, hacer chistes siniestros y lo entendía todo.

Risto Mejide: ¿Qué crees que le ha pasado?

Joaquín Sabina: Es tan viejo lo del poder corrompe.