Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rossy de Palma: “Tengo ganas de volver a trabajar con Almodóvar”

Almodóvar, por un lado ha sido algo muy positivo en tu vida pero también ha sido como un lastre, ¿no?

Yo no lo he vivido cómo un lastre, la verdad. Con la edad cada vez te gusta más lo de chica Almodóvar, sí porque que te llamen chica ahora que voy a cumplir 50, que me llamen chica me viene genial. Pedro ha estado ahí desde el principio desde que llegué a Madrid.

¿Cómo lo conociste?

Nada más llegar a Madrid con ‘Peor imposible’, mi grupo ochentero, en lugares de la noche. Pedro ya era muy conocido acababa de rodar ‘Entre tinieblas’. Muchos de mi grupo eran muy pesaditos con él pero yo no, quise seducirle a distancia. Me propuso hacer un ‘cameito’ y acepté. Salió muy bien y me escribió el papel de ‘Mujeres al borde de un ataque de nervios’.

¿Le has dicho qué opinas de todas sus películas?

¿Y le has dicho la verdad?

Si, en todas hay algo que me gusta muchísimo. Luego hay trozos que me gustan más y trozos que me gustan menos… A ti, ¿no te gusta ahora?

Ahora no me gusta nada

¿La última que te gustó cuál fue?

La única excepción es ‘Todo sobre mi madre’, me pareció un peliculón. Pero creo que ahora se ha aburguesado

Siempre hay la acidez y la crítica siempre está ahí.

¿No te molesta que no te llame para sus películas?

No, yo ahora si le he pedido, pero nunca le he pedido nada

¿Le has pedido una película?

Sí, le he dicho que la próxima… siempre está con dos o tres cosas y en alguna siempre puedes tener algo pero Almodóvar no es que diga ‘no le voy a dar’, es que a veces cae por su propio peso el personaje y otras veces no. Él sabe que yo lo he hecho siempre bien. Tengo ganas de volver a trabajar pero tengo ganas de un personaje que le pueda hincar el diente.