Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pedro J. Ramírez: "La imagen de Corinna se ha distorsionado porque es rubia y guapa"

Risto: ¿Has entrevistado a Corinna?

Pedro J. Ramírez: No, yo no he entrevistado a Corinna.

Risto: En tu periódico. ¿La has conocido?

Pedro J. Ramírez: No. Ella es un personaje cuya imagen público en España está siendo muy distorsionada porque es una mujer rubia y guapa a la que se atribuye una relación sentimental con el rey.

Risto: ¿Y eso que tiene que ver? ¿Me estás diciendo que ponemos objeciones porque es mujer, guapa y rubia?

Pedro J. Ramírez: Creo que hay un punto de razón. Corinna se divide en dos: su relación personal con el rey y, por otro lado, los negocios que haya podido hacer en España. Ella dio la entrevista a El Mundo porque quería dejar claro que no había hecho negocios con Urdangarín. Intentó ayudarle a conseguir un trabajo por amistad con el rey. Ella sí había hecho otros negocios con España y fue un episodio muy desafortunado. Fue un error que el rey le permitiera hacer ese negocio. Abusó de su amistad con el rey para intentar involucrar a inversores españoles.

Risto: ¿Y el rey participó?

Pedro J. Ramírez: El rey consintió. Corinna es una mujer inteligente y culta. Debe ser mucho más divertido pasar una tarde con Corinna que pasar una tarde con César Alierta que es alguien a quien el rey ve a menudo. El rey debe sentirse muy solo.

Risto: ¿Tienes pruebas de que es la amante del rey?

Pedro J. Ramírez: No.

Risto: ¿Crees que el pueblo debe saber si su monarca tiene una aventura con Corinna?

Pedro J. Ramírez: Creo que el rey debe tener también un ámbito de privacidad.