Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Luis del Olmo: "He sido muy feliz hasta que vino ETA a hacerme la vida imposible"

Risto: ¡Eres un yonki del trabajo!

Luis del Olmo: He sido muy feliz hasta que vino ETA a hacerme la vida imposible.

Risto: En 2001, intentaron atentar contra ti hasta en ocho ocasiones.

Luis del Olmo: Sí.

Risto: Si yo te digo el nombre de Fernando García Jodra, ¿qué piensas?

Luis del Olmo: Que es un malnacido, un canalla que no ha tenido cojones. Fue el que asesino a Ernest Lluch y que algún día igual me lo encuentro paseando por las ramblas.

Risto: ¿Qué harías?

Luis del Olmo: Volvería la cara y diría ahí te pudras. No tengo consideración con estos individuos que han llevado la infelicidad y la locura a 900 familias. Para ellos no tengo perdón.

Risto: Un día de los que intentaron atentar contra ti, se les estropeó el coche.

Luis del Olmo: Ese día me estaban esperando. Yo tenía que salir a las cinco mañana camino de la emisora. El día anterior a última hora me llamo Garzón para una entrevista y me fui a Madrid. Los terroristas esto no lo supieron. Al ver que no salía, se ponen nerviosos e intentan salir enfrente de mi casa. Un guardia municipal que estaba viendo la operación, Gervilla les fue a preguntar y le descerrajaron dos tiros en el corazón. Por mi culpa, le mataron. Mientras viva, los terroristas de ETA me tendrán enfrente. Mis hijos iban con escolta al colegio y mi mujer iba con escolta. Yo estuve a punto para escapar a Buenos Aires. Llegó un momento en que veía terroristas en todas partes. Le dije a mi jefe de seguridad que quise llevar una pistola. Me puse tan pesado que me agenciaron una pistola. La lleve un día y fue el peor programa de mi vida.