Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jóvenes aguantan tres días sin dormir en fiestas clandestinas graias a las drogas

Menores de 15 años confiesan a Luis Troya que han comprado speed sin problemas y les han invitado a rayas. La rave se organiza en dos túneles: en uno aparcan los coches donde viven y se drogan durante los tres días que dura; en el otro se han colocado grandes altavoces que ejercen de improvisada discoteca ilegal. El organizador puede llegar a ingresar los 8.000 euros a través de la venta de alcohol. Todo es dinero limpio para él. Los dj pinchan gratis, no hay seguridad privada.