Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las princesas abandonan el reino mientras afrontan la recta final, el lunes en Cuatro

Los días pasan, los pretendientes se las ingenian para agradar a sus princesas y las damas del Reino de las Tres Coronas tienen que ir decidiendo quiénes son los dueños de su corazón. ¿Y qué mejor que un viaje para que afloren (o no) vínculos que pueden ser definitivos? Surcando las fronteras del reino comienza la séptima entrega de 'Un príncipe para tres princesas', que Cuatro emitirá el lunes (22:30h).

El Reino de las Tres Coronas se ha quedado desierto. Princesas y conquistadores han hecho las maletas para disfrutar de un viaje romántico que les permitirá conocerse un poco más en un entorno diferente y que dará la oportunidad a las princesas de ver cómo se desenvuelven sus conquistadores lejos de su zona de confort.
Marta viaja con sus chicos a la apasionada ciudad de la luz y del amor, París. Yiya y su séquito se quedan un poco más cerca, en la cosmopolita Barcelona. Y a Rym la acompañarán sus enamorados a un retiro espiritual y sensorial en la andaluza ciudad de Marbella.
Quedan pocas oportunidades de enamorar a las princesas. Sólo los más hábiles y despiertos conseguirán un poco más de tiempo para disfrutar de la chica que puede coronarlo como Príncipe de su reino.
Marta viajará a Paris con sus candidatos
En el viaje a París, Marta descubrirá que uno de sus candidatos no sólo no ha pisado jamás la ciudad del amor, sino que nunca se ha subido a un avión. Los nervios traicionarán al candidato a la hora de la seducción.
Yiya afronta un vuelo repleto de celos
Yiya viajará a Barcelona en un vuelo repleto de celos que mostrará sin ambages las estrategias de los aspirantes al amor de la extremeña. La indomable princesa que recibirá con estupor a un candidato ya expulsado cuyas intenciones todos desconocen.
Por su parte, Rym se ha vuelto desconfiada. Esa actitud no es propia de la exótica princesa, que a lo largo del viaje decidirá aclarar sus sentimientos y disfrutar de nuevo de los placeres de la seducción y el amor.
No hay tiempo que perder: comienza la recta final y un paso en falso puede echar a perder semanas de estrategia y romance.