Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rym se imagina la vida de casada con sus tres conquistadores preferidos

Rym se ha levantado con muchas dudas sobre sus conquistadores y ha jugado a fantasear cómo sería su vida de casada con cada uno de ellos. Con César se ve animándole en los estadios y con tres niños "con la cabeza muy grande", con David se ve bien, pero le da miedo que pueda ser un poco rácano y con Umberto tiene claro que ella llevaría los pantalones de la pareja. La princesa tiene muchas dudas y cree que su marido ideal sería una mezcla de los tres.