Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rym y sus conquistadores se van ‘de postureo Rymero’

La princesa siempre sorprende a sus conquistadores con los lugares que elige para sus encuentros. David los califica como sitios “de postureo Rymero” y Umberto imagina que tendrá que vender su negocio para poder permitírselo. Bromas aparte, tomaban un cóctel con frutas, confesaban cómo se sienten, Umberto no dejaba de halagar a su princesa y, finalmente, acababan con un juego: imitarse los unos a los otros.