Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un anillo y mucho brillo: Rym calcula el precio del amor de sus pretendientes

Rym ha llevado a sus conquistadores en busca del anillo perfecto: ¿Quién estará más acertado? "Les he puesto a prueba, quiero ver sus gustos", ha asegurado la princesa. Uno por uno, han ido pasando ante el mostrador para escoger la joya que le regalarían. "Soy de los de burro grande, ande o no ande", ha dicho Umberto, muy seguro de sí mismo. Y, mientras a Rym le entraban "los calores" con tanto brillo, a la joyera parecían hacerle estragos los ojos de David: "¡Con esos ojos se te van a ir todas detrás. Eres guapísimo", decía ruborizando al pretendiente.