Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Yiya: “El chino me encanta, pero… está disipado”

Josh se ganó a Yiya tocando el piano, tanto le gustaba a la princesa que no podía evitar llorar de emoción. Sin embargo, sus expectativas empiezan a ser demasiado altas, la princesa tenía una cita con él y, a pesar de que se subió a la barra para abrazarle e intentó por todos los medios sacarle conversación, no lo consiguió. “El chino me encanta, pero… está disipado”, decía Yiya, “a lo mejor tengo expectativas puestas en él que no son las reales o se está quedando por debajo de las circunstancias”.