Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Yiya, a Borja: “¿Cuántas docenas de ganas tienes de darme un beso?”

Borja veía cómo Yiya le daba de beber a Fidel, bailaba con Juan Carlos… así que la cogía de la mano y la llevaba fuera del bar. Ambos se quedaban mirando y Yiya le ponía ‘ojitos’: “¿Cuántas docenas de ganas tienes de darme un beso?”, le preguntaba y el conquistador, atónito, le respondía: “Si lo sabes igual que yo. 19.5, el medio lo quito por lo tonta que eres”. Sin embargo, el beso no llegaba y Yiya reflexionaba poco después: “Me gusta mucho pero me disgusta mucho y eso también es bueno porque, el que él me lleve al disgusto implica que me importa y que yo me venga abajo implica que me importa pero…”