Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rym besa a David: “He estado a punto de besarle a lo Rym, pero dije, tranquilita”

“Voy conociendo un poco más a David... ¡Qué hombre!”, decía Rym y, por ello, no dudaba en bajar del caballo en el que había dado un paseo junto a Alfredo y marcharse con él. El conquistador le regalaba un muñeco llamado Mohamed ya que Rym le decía que le pega más llamarse así. Lo que el conquistador quería era que Rym le diera un beso al muñeco para que así le llegar a él y ella atendía su petición, al igual que cuando le pedía un beso de verdad. La princesa estaba encantada: “Estaba a punto de cogerle y darle un beso a lo Rym, pero dije tranquilita, vamos a ir despacio y eso, para que salga mejor”.