Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tras un beso ‘robado’, llega el de verdad

Chari dejaba a solas a Marta y Ramiro para que aprovecharan las vistas de Los Molares, su pueblo. Ella se quitaba los tacones y, ya tranquilitos, él le decía: “Mejor imposible”. Sin embargo, tenían algo pendiente, Ramiro quería saber si hizo bien al besar a Marta y la respuesta del a princesa no podía ser más elocuente: “Por supuesto”. Sin duda, sus palabras abrieron las puertas a Ramiro, que vio la oportunidad clara de repetir el beso. Y Marta le correspondió, aunque repetía que con él quiere ir “despacio”.