Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Borja y Yiya, entre aguacates y mangos

A Yiya no le importó en absoluto irse a recoger mangos y aguacates con unos taconazos de más de once centímetros porque lo iba a hacer con su amado Borja. La tronista estaba feliz y quiso que Borja tuviera claro que es su preferido y que por él había roto su relación con su hasta ese momento amiga, Nuria. Borja aprovechó la situación y sorprendió a la princesa con un romántico picnic.