Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Corina, en Roma: “Luis está ganando puntos”

Corina ha viajado a Roma con Guillermo, Luis, Caín, Pascual y Andrés. Y Luis ha sido la gran sorpresa de este viaje. Corina siempre se ha quejado de su pasotismo pero el pretendiente ha preparado una cita en la Fontana de Trevi llena de romanticismo y diversión. “Luis es el más guapo de todos”, le ha dicho la princesa a su hermana tras su encuentro con él.

Luis ha despertado de su letargo. El viaje a Roma ha avivado sus sentimientos y así se lo ha dicho a Corina en la Fontana de Trevi con una botella de champán: “Hasta ahora no he estado muy atento porque no tenía sentimientos que eran necesarios pero esos sentimientos ya se han despertado. Yo quiero estar contigo”. Esto ha sorprendido a la princesa, dado el pasotismo que ha mostrado el pretendiente hasta ahora.
Los dos se han reído y han pedido un deseo en la fuente, todo exento de esos pasteleos tan repudiados por Luis. “Si le mola el pasteleo conmigo no va a ser, si le gusta divertirse, entonces sí. No hace falta ser pastel para conquistar a una chica”. Corina ciertamente quedó contenta y así se lo dijo a su hermana: “Luis es uno de los más guapos, por no decir el más guapo que hay y me llamó mucho la atención al principio pero su actitud pasota no va conmigo. Pero en esta cita fuimos a la Fontana y pedimos un deseo y fue todo muy divertido. Está ganando muchos puntos”.
Pascual, celoso del acercamiento de Luis

El día después de su cita con Luis, Corina se retrasó a la hora del desayuno. Los chicos empezaron a bromear: “¿Qué pasa Luis, es que la has dejado muy cansada?”. “Pues a lo mejor sí. Ella quería diversión y yo se la di”. Estas palabras han molestado bastante a Pascual, el inmune. “Luis va de malote por la vida y eso les gusta a las niñas”, ha dicho en solitario.
A pesar de los esfuerzos de todos los pretendientes, Corina ha confesado un pequeño secreto: “Pienso mucho en Dieguito”, le ha dicho a su hermana y, casualidades de la vida, poco después hemos podido verle a él oliendo la ropa de la princesa en la casa.
Guillermo, expulsado del programa en Roma
Aunque Guillermo salió muy orgulloso de su cita con Corina, a ella le pareció bastante patética: “Se atragantó y casi se le salen los espaguetis por la boca”. Y muy a su pesar, porque ésta decisión le ha parecido muy difícil, y haciendo un juego en la plaza de España romana, en el que los pretendientes que continuaban en el programa serían recogidos por ella, Guillermo se quedó esperando durante una hora a una princesa que nunca llegó.
En Canarias, Javi expulsa a Guillermo

Mientras Guillermo era expulsado en Roma, Javi era el encargado de entregar una nueva calabaza en Tenerife. A pesar de haber pillado a uno de los pretendientes de su mejor amiga, Brian, con una americana dentro de la casa, Javi ha decidido que el expulsado debía ser Borja. El ‘simpático’ no aceptará la calabaza hasta que no se la de la propia Corina: “Quiero que me la de ella. Por lo menos para verla por última vez. ¿Quién le va a hacer la mirada del tigre ahora?...”.