Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Quién es Sir Thomas Langley?

La Guerra Civil termina en Inglaterra en el año 1.327. El Rey Eduardo II es derrotado por su propia esposa y, más tarde, encarcelado. La Reina, entrega la corona a su hijo.

Dos jóvenes bien parecidos juegan con sus espadas en el Bosque de Kingsbridge. Son Ralph y Merthin, los dos hijos del Conde de Shiring. Ante su asombro, ven llegar a un caballero malherido. Huye de alguien y tiene una flecha clavada en su brazo. Tras él, dos hombres le siguen dispuestos a acabar con su vida. El caballero lucha con ellos  y termina matándolos.  
Desangrándose y sin fuerzas, el caballero nota por fin la presencia de los jóvenes que, asustados, le preguntan en qué bando luchó en la guerra: “Eso ya no importa”, dice el caballero antes de desfallecer. Herido y desangrándose llega al priorato de Kingsbridge. Ha perdido mucha sangre y puede que muera, aunque una mujer curan sus heridas. La fiebre provocada por la infección le provocan pesadillas. ¿Son sueños o recuerdos? Por la noche, el caballero entierra un objeto en el jardín del convento.

Una vez recuperado, Sir Thomas de Langley le dice al Prior que quiere hacerse monje y pide papel y pluma para escribir una carta dirigida a la madre del Rey. Ya en Londres, la reina recibe un carta y corre al interior del castillo. Su hijo, el Rey, espía su discusión con el oficial de los caballeros y rescata de entre las llamas un fragmento de la carta. ¿Quién es este misterioso caballero? ¿Qué quiere de la reina? ¿Encontrará protección tras los muros de Kingsbridge?