Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

True Blood

Sangre fresca
Repleta de guiños y salpicada de humor negro, transgresora en su planteamiento e impregnada de sensualidad y sexualidad, "True Blood" es la nueva apuesta televisiva de Alan Ball, creador de la exitosa serie "A dos metros bajo tierra" y premiado con un Oscar por el guión de "American Beauty".
Esta vez, el genial cineasta propone para HBO un mundo alternativo en el que vampiros y humanos pueden vivir juntos gracias a una sangre artificial embotellada que importan desde Japón. Curiosamente, el propio Ball, que reconoce no ser aficionado a las ficciones de vampiros, asegura que esta producción rompe con la visión tradicional y destaca por "la mezcla del romance, la parte oscura y las emotivas repercusiones de la violencia".
"True Blood" está basada en la saga literaria Sookie Stackhouse (Southern Vampiro), de la periodista del New York Times Charlaine Harris, reconocida autora de best-sellers de misterio. La colección (Muerto hasta el anochecer, Vivir y morir en Dallas y El club de los muertos) está publicada por Punto de Lectura y Suma sacó recientemente a la venta el cuarto título de la saga: Muerto para el mundo.Tanto la idea original como la serie se ambientan en el sur profundo de Estados Unidos, una zona en la que, tradicionalmente, por influencia de las culturas europea y afroamericana, se han originado numerosas leyendas de vampiros, zombies y muertos vivientes.