Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Así comienza 'Touch'

touchcuatro.com

En el primer capítulo Martín desubre la la habilidad de su hijo Jake de percibir patrones aparentemente ocultos que conectan la vida del planeta.

En el primer capítulo, frustrado por su incapacidad para comunicarse con Jake, su hijo autista, Martin Bohm recibe la visita de la trabajadora social Clea Hopkins después de múltiples intentos fallidos por escolarizarlo. Aunque la joven es nueva en su trabajo, insiste en realizar una evaluación detallada de la vida de los Bohm. A pesar de las objeciones Martin, Clea le informa de que pretende llevar Jake a vivir a una casa de acogida. Sin embargo, todo cambia cuando Martin se encuentra con el profesor Arthur Teller, que le asegura que su hijo posee un don extraordinario, la habilidad de percibir patrones aparentemente ocultos que conectan la vida del planeta.
Capítulo 2: 1+1=3
Aunque es consciente de que debe abstenerse de visitar a Jake en el centro de acogida en el que se encuentra, Martin recupera la esperanza cuando su hijo parece comunicarse con él a través de una serie de repetitivas cifras que escribe. La secuencia de números parece ser la del número de teléfono de casa de empeños local. Sin embargo, cuando Martin acude al establecimiento y habla con el dueño, no descubre ninguna conexión. A pesar de ello la cadena de acontecimientos ya está en marcha: un adolescente moscovita es rechazado por los demás niños sin motivo aparente; un joven indio vuela a Nueva York para cumplir la última voluntad de su padre; y un anciano solitario es informado de que padece cáncer.
Ninguno de ellos podrá cumplir sus deseos hasta que Martin consiga descifrar el nuevo código numérico de Jake y quizás intervenir. Sin embargo, la resolución del enigma se complica cuando la dirección del centro de acogida insiste en que Jake y Martin no debe verse hasta que se complete su evaluación.