Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un repartidor de comida se convierte en mediador de un secuestro

Un inocente repartido de comida para llevar se ha quedado alucinado cuando ha llegado a la casa en la que debía entregar el pedido y se ha visto metido en medio de un secuestro armado. Javier Abascal, presente en la escena como policía, le ha pedido a Richard que le ayude a controlar la situación.