Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jim, infectado: “Tenéis que matarme”

Jim es alcanzado por uno de los vampiros en la gasolinera y, a pesar de los esfuerzos de Eph por operarle, los gusanos empiezan a extenderse por su cuerpo. Después de escuchar al profesor Setrakian lo que hacen los infectados con sus seres queridos, le pide a su amigo que le dispare, pero él no se atreve a dar el paso.