Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La primera autopsia a un infectado

El doctor Eph Goodweather y la doctora Nora Martínez realizan una autopsia al cadáver del capitán Redfern, piloto del vuelo Regis 753. Durante el análisis, Eph va descubriendo que los genitales han desaparecido, los órganos excretores confluyen en una cloaca parecida a la de las aves, los pulmones se han secado, el sistema circulatorio ha cambiado con un tejido nuevo y nuevos órganos han aparecido para poder lanzar una especie de aguijón. “Es un mecanismo parasitario, esto reescribe la biología humana”, dice el doctor.