Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las nuevas declaraciones implican más que nunca a Urdangarín en Nóos

Sorribas era el apoderado de Urdangarín, su mano derecha en Noós. Ha declarado que Urdangarín dirigía al mismo nivel que Torres y que en Aizoon había empelados fantasma. También ha declarado Robert Cockx, presunto testaferro, quien ha afirmado que mintió en su primera declaración porque quería ser detenido. El tercer imputado, Miguel Zorío, también ha tirado de la manta, declarando que Urdangarín era el destinatario de los 375.000 euros que Aguas de Valencia envió a Suiza. Ha reconocido que fue el yerno del Rey quien le enseñó cómo falsificar unas facturas por cobrar a Camps unos trabajos que nunca se llevaron a cabo.