Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El presidente de Adif reconoce que el accidente podía haberse evitado

El presidente de Adif, Gonzalo Ferre, asegura que si el tramo de vía de la curva de A Grandeira hubiese tenido el sistema de seguridad ERTMS y el tren hubiese tenido el sistema a bordo "ese exceso de velocidad se hubiese frenado automáticamente". Además, reconoce que cada operador de ferrocarril tiene las opciones de seguridad que considera oportuno, señalando a RENFE como responsable de haberlo instalado.