Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Don Juan no estaba arruinado

El día de su muerte, el Conde de Barcelona disponía de un patrimonio de 350 millones de pesetas en propiedades inmobiliarias. Era propietario de un chalé  en Puerta de Hierro, un apartamento en Estoril y parte de un edificio de oficinas en la Gran Vía. Además,  tenia 3 cuentas domiciliadas en Suiza. En total, 728 ,75 millones de pesetas, lo que equivale a 7, 85 millones de euros en la actualidad.