Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las pataletas de los niños y la boda, calientan los ánimos de Laura y Miguel

Neyzan pierde los papeles porque quiere que le acueste su madre, y hasta que Laura no sube a consolarle el pequeño no queda tranquilo. De madrugada, cuando los niños ya se han dormido, es hora de ultimar los preparativos de la inminente boda, pero el estrés generado durante el día hace que sea imposible que Laura y Miguel se pongan de acuerdo.