Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Romina se desespera: Giovanni no quiere hacer los deberes y Sandro no quiere merendar

Hacer los deberes supone un reto para Giovanni. Al pequeño le cuesta mucho sentarse a trabajar ya que teme hacer mal la tarea y se niega a estudiar. La situación desespera a Romina, que pasa la tarde luchando con el pequeño, que no reta constantemente a su madre.