Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Convertir a los niños en personas autónomas

Ver a los niños crecer es un drama para algunos padres que desearían que sus hijos fueran 'sus bebés' para siempre. Sin embargo, los niños crecen y es bueno que vayan adquiriendo responsabilidades para hacerse cada día más autónomos e independientes. Además, saber que son capaces de hacer las cosas por ellos mismos les sube la autoestima.

Enrique y Pilar están todo el día pendientes de sus hijos y no les dejan hacer nada por ellos mismos. A pesar de que tienen tres años, ninguno de los mellizos hace tareas sencillas como recoger la ropa sucia, ir al baño, ayudar a poner la mesa o comer solo sentado en una silla. Sus padres siempre están detrás de ellos y no les dejan ser autónomos. 
Crecer significa aprender cosas nuevas. Así se lo manifiesta Rocío Ramos - Paúl a Enrique y Pilar, que deben aprender a dejar a sus hijos valerse por sí mismo en pequeñas cosas y retirar todo aquello que pertenezca a una etapa anterior. "Que los niños crezcan significa que hay que empezar con cosas nuevas y retirar otras", les dice la coach de Cuatro, que les explica que la edad de Agustín y Andrés es la idónea para aprender a aprender.  "Si ahora aprenden a aprender, el día de mañana podrán aprender cualquier cosa", les ha dicho Supernanny, que les ha explicado que mediante las responsabilidades los niños aprenden a aprender.
Tras el periodo de observación, Rocío Ramos - Paúl ofrece a Enrique y Pilar unas sencillas pautas por las que los pequeños podrán aprender a ser mayores ya que desarrollar hábitos adecuados y adquirir responsabilidades les hace autónomos e independientes.
- En las comidas los niños tienen que comer sentados en la silla y estar sentados a la mesa. Además, tienen que comer la comida que haya.  Si los enseño a estar sentados en su sitio, se está trabajando también la atención y la concentración atendiendo a una tarea que es comer.
- Para tener un hábito saludable de comida en el futuro, los padres deben enseñarles a no picar entre horas y llegar con hambre a las comidas.
- Por la noche, antes de bañarse, los más pequeños tienen que preparar el pijama y desvestirse solos. 
- Después del baño, tienen que llevar la ropa sucia al cesto.

- Si los niños aún usan trona, hay que contarles que como ya son mayores vamos a retirarla. En este proceso hay que hacerles partícipes y pedirles que nos ayuden a guardar la trona.
- Siempre que hagan las cosas hay que utilizar el refuerzo positivo y decirles lo bien que lo están haciendo. Cuanto más se motiva, más ganas tienen de hacer las cosas.
- Es importante llevar a cabo cada hábito en el sitio que corresponde.