Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Soraya llora hasta que consigue que su padre le haga caso

Gracias a Supernanny, Laura ha aprendido a ignorar las rabietas de Soraya. Laura es capaz de hacer oídos sordos lo que desespera a la pequeña que busca un resquicio en el que alguien la haga caso. Finalmente lo consigue: Julio se ablanda y termina por coger a la niña.