Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Durante la comida, toda la familia está pendiente de Érik

Érik acapara la atención de toda la familia. Durante las 24 horas del días, el pequeño tiene detrás de él a cuatro adultos que le dicen constantemente lo que tiene y no tiene que hacer. Se ha convertido en el centro de atención, atención que se multiplica a la hora de la comida, momento en el que todos le repiten una y otra vez que coma.