Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Joel, Mara y Sheila, tres pequeños terremotos

Rocío Ramos-Paúl regresa a Cuatro el viernes a las 21.30 h. para afrontar un nuevo caso. En esta primera entrega de la séptima temporada, 'Supernanny' se traslada hasta la localidad sevillana de Puebla de Cazalla para ayudar a Ana María, una madre separada que afronta en solitario la educación de sus tres hijos: Joel de 5 años y Mara y Sheila de 3.

Ana María no sabe lo que es la tranquilidad en su casa. Joel, Mara y Sheila, sus tres hijos, han convertido su casa en un campo de batalla. Los gritos, las peleas, los lloros y los berrinches se han convertido en su forma habitual para conseguir lo que quieren y su madre, cansada de las pataletas, cede en muchas ocasiones a los caprichos de los más pequeños de la casa.
Separada desde hace dos años y medio, Ana María se encarga de la educación de los pequeños, que se han convertido en niños dependientes y caprichosos.
Mara y Sheila viven pegadas a su madre
A sus tres años, las mellizas Mara y Sheila son incapaces de separarse de su madre. Las niñas siguen a Ana María por toda la casa y reclaman constantemente su atención. 
Las mellizas no se visten, ni se desvisten solas, necesitan a su madre para dormir y sienten un apego muy especial por su chupete, del que se separan únicamente para comer.
Joel y la comida
El hermano mayor, Joel, de 5 años, sigue sin mostrar rastro de independencia. Duerme con sus hermanas pequeñas, pide a su madre que le ayude a vestirse y no ayuda en casa. Además, tiene un problema con la comida.
El pequeño permanece durante buena parte del día tumbado en el sofá -viendo la televisión o jugando a la videoconsola- y descarta la opción de practicar cualquier actividad física. Únicamente abandona esa posición para desplazarse hasta la cocina y alimentarse a base de productos no especialmente sanos.
Supernanny los ayuda a hacerse mayores
Con la llegada de 'Supernanny' a sus vidas, Joel, Mara y Sheila aprenderán nuevas normas y pautas de comportamientos. Poco a poco los niños serán independientes y dejarán atrás los berrinches y las pataletas.