Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hugo, un niño enfadado con el mundo

Hugo y Carlas se han convertido en los dueños de su casa. A pesar de su corta edad, sus continuos berrinches tienen en jaque a sus padres, que no saben cómo hacer frente a sus hijos.

En casa de Noelia y Carlos cualquier comida se convierte en un infierno. Su hijo Hugo, de 7 años, se niega a probar lo que su madre le pone en la mesa y es él quien elige el menú diario sin ningún tipo de criterio.
Carla, de 3 años, comienza a seguir los pasos de Hugo y ambos terminan comiendo en cualquier parte de la casa -normalmente frente al televisor-, sentados en el suelo o tumbados.
Hugo, enfadado con el mundo
Los padres de Hugo están muy precupados por el carácter de su hijo. Hugo parece estar enfadado con el mundo. No es un niño alegre y el trato hacia sus padres es cada día más agresivo.
Carla utiliza las rabietas para conseguir lo que quiere
Las rabietas de Carla son continuas y sus gritos consiguen sacar a todos de quicio. En la casa de Noelia y Carlos no hay un minuto de tranquilidad y hay momentos en que los dos hermanos gritan a la vez, provocando tal escándalo que se hace insoportable estar en casa.
Supernanny trabajará pautas de alimentación. Rocío Ramos-Paul marcará un horario y un lugar para las comidas y enseñará a Noelia a establecer unas normas para que ser ella quien elija el menú y lo mantenga, pese a la resistencia de los niños.