Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Miguel comprende que hacer lo que dicen sus padres tiene premio

Tras un breve enfado, el pequeño recoge sus cosas para poder jugar

Poco a poco, Miguel entiende que las normas han cambiado. Aunque ofrece resistencia, la firmeza de sus padres hace que Miguel comprenda que comportarse mal no le sirve para conseguir lo que quiere. Finalmente, y tras unos minutos enfadado, Miguel recoge su cartera del colegio para poder jugar al parchís con sus padres y sus hermanas.